AGENDA DE PROPUESTA SOBRE EL IVA PROVINCIAL

Autor : Lic Miguel A Aquino

Lic Miguel  A Aquino

Master  en  Der. Tr. –Univ de Barcelona-

 Investigador del IEFER

Presidente Fundacion IEFER

www.iefer.org.ar

I) ANTECEDENTES:

            En los ùltimos meses el Gobierno Nacional presentó un documento sobre el nuevo Régimen de Coparticipación Federal y  entre sus diferentes enunciados se encuentran dos puntos que en este trabajo se quieren mencionar:

            1) Sustitución del impuesto sobre los ingresos brutos: En este sentido las autoridades nacionales mencionaron sobre la sustitución de los impuestos sobre los Ingresos Brutos y de Sellos por otro gravámen que garantice :

 a) la neutralidad tributaria

 b) la competividad de la economía

c) reducción del costo recaudatorio

 d) la mejora del control del incumplimiento tributario y del fraude fiscal.

 

            2) Integración del Organismo Federal: En este aspecto se expresa que el acuerdo sobre la distribución de las potestades tributarias deberá contemplar la creación, estructura y procedimientos del Organismo Fiscal Federal. Este Organismo tendrá a su cargo el control y fiscalización de las acciones a implementar para el funcionamiento del nuevo Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos, considerando que en la composición de este nuevo Organismo, se debe asegurar la representación de la Nación , de todas las Provincias y de la ciudad de Buenos Aires.

            A su vez es importante recordar que el gobierno nacional y la gran mayoría de las provincias argentinas, firmaron el 12 de agosto de 1993 el " Pacto Federal para el Empleo, la Producción y el Crecimiento".

            El objetivo principal que se perseguía con la suscripción de este pacto era evitar la aplicación de impuestos que interfirieran con la competencia, principalmente por sus efectos directos en la distorción de los precios, y consecuentemente, lograr una asignación mas eficiente de los recursos productivos.

            En lo referente a la estructura tributaria local , las provincias asumieron varios compromisos, entre los que citamos : la derogación del impuesto de sellos antes del 30/06/95, excepto para las operaciones inmobiliarias y actividades hidrocarboríferas y complementarias.

            Se comprometieron a eximir de ingresos brutos una serie de actividades que se mencionan genéricamente,  y en un plazo no mayor a tres años sustituir Ingresos Brutos por "un impuesto general al consumo que  tienda a garantizar la neutralidad tributaria y la competitividad de la economía".

           

II ) REMPLAZO DEL IMPUESTO S/ LOS INGRESOS BRUTOS

            El impuesto a los Ingresos Brutos es el mayor importancia a nivel Provincial, , sin embago es un impuesto muy ineficiente , fundamentalmente porque es un impuesto acumulativo, distorsivo y además  es un impuesto que se exporta .

            Por tal razón si lo que se busca es descentralizar el IVA uniendo estos dos aspectos, la variante mas adecuada es remplazar el Impuesto al Ingreso Bruto y a los Sellos , por un impuesto al consumo general, y el que acorde a los antecedentes de tributos a analizar, el mas adecuado sería el impuesto al valor agregado en una etapa provincial.

            Es importante tener en cuenta tres aspectos que este cambio propone,  por una parte  no debería limitar la capacidad de las provincias para lograr recursos tributarios, y por otra, la modificación aplicada no debería imponer una carga administrativa superior sobre los contribuyentes, sometiéndolos a la liquidación  y pago de dos tributos similares de dos jurisdicciones.

            En tercer lugar , y atendiento a las lineamientos establecidos en el Pacto Fiscal Federal,  se debe evitar la acumulación de la carga tributaria  a fin de mejorar las condiciones de competitividad internacional y de eficiencia asignativa.

            En el presente trabajo haremos mención exclusivamente a dos posible sustitutos del Impuesto a los Ingresos Brutos; a) Un impuesto a las ventas ; b) un impuesto al valor agregado provincial.

 

III) IMPUESTO A LAS VENTAS EN LA ETAPA MINORISTA

 

            En un principio se había enunciado que este impuesto sería el sustituto del impuesto sobre los Ingresos Brutos de las Provincias, como características destacables mencionaremos algunos aspectos  de las que se consideran de interés conocer a los fines de su comparabilidad con el impuesto al valor agregado, a tal fin , se menciona lo siguiente:

·         Este impuesto se aplica a todas las mercaderías o servicios, o una amplia gama de ellos.

·         Pueden ser aplicados en forma monofásica o plurifásica, dependiendo , que graven uno mas etapas del proceso económico.

·         Asimismo  se menciona que los impuestos plurifásicos pueden ser acumulativos o no, ello, en función de que el impuesto grave cada etapa en forma independiente de las otras en las cuales recae, o  puede ser que grave solamente el valor agregado en cada etapa.

·         En el caso de los impuestos monofásicos, estos pueden ser aplicados en algunos de los diferentes hechos que conforman el proceso económico: Produccíón-Importación-Mayorista o Minorista.

 

III-1) EFECTOS ECONOMICOS

            Este tipo de impuestos parte de la premisa teórica de que debe percutir al consumidor final de los bienes incididos, ya sea en todas o alguna de sus etapas; pero logicamente; para que ello suceda es menester que se produzca su traslación hacia delante.

            Esta situación, que desde el punto de vista teórico es deseable, puede verse impedida por varias circunstancias, entre una de las mas importantes no dejaremos de mencionar , la de las condiciones del mercado en la que operan las firmas, sin menoscabar otros factores económicos que influyen en todo tipo de transacciones.

            Sin embargo  los defensores de este tipo de impuestos , mencionan que siempre existe una traslación, que podría o no , ser la deseable, pero en definitiva, existe una traslación aunque sea parcial, del impuesto hacia el consumidor.

            Sin pretender agotar los efectos económicos que produce este tipo de impuesto, nos parece adecuado citar algunos efectos que se producen, tanto en la etapa industrial, mayorista como en la minorista.

 

III-1.1. Etapa industrial

            Se considera que los efectos económicos que produce este impuesto en la etapa industrial es básicamente negativo, fundamentalmente porque es aquí donde es necesario contar con una mayor disponibilidad financiera por las necesidades inherentes a ella.

            De realizarse la traslación del impuesto hacia los compradores, el mismo será recuperado una vez efectuado el pago de la factura, es decir que se neutralizará si el plazo medio de cobranza de la misma fuese igual o inferior al momento del ingreso del mismo al fisco.

            Esta situación crea problema de tesorería  que inciden o distorcionan los recursos productivos dentro de la empresa, esta complicada situación financiera, podría inducir a las empresas intentar disminuir el peso del impuesto, ya sea por medio de la evasión, o elusión impositiva, creando, como mencionan algunos autores, una posible distorsión sectorial.

            Otra situación que produce este tipo de impuesto en esta etapa, está dada por el efecto piramidación, es decir, que el  impuesto forma parte del costo de las etapas subsiguientes; o sea que   si cada una de ellas aplica su porcentaje de márgen bruto sobre el precio de compra, incrementado en el gravámen, determinará que los últimos adquierentes, pagarán mucho más en aumento de precio de las mercaderías de lo que recaudará el gobierno por el impuesto aplicado en la etapa productiva.

 

III.1.2. Etapa Mayorista

            En esta etapa, los efectos negativos de la imposición, son bastante similares a los analizados para el caso anterior, pero, exteriorizan particularidades que pueden agravarlos o morigerarlos.

            Desde el punto de vista de financiación alivia el impacto en la etapa donde no es necesaria tanta inversión, ello, fundamentalmente porque permite su recupero mas rápidamente, situación ésta por las propias condiciones de ventas en general, no debemos de dejar de tener en cuenta, que en esta etapa, los clientes realizan compras pequeñas.

            Considerando el efecto piramidación, al reducirse una etapa en la que incide la aplicación del gravámen, éste disminuye notablemente.

 

III.1.3. Etapa Minorista

            Como recomendación a los fines de asegurar la máxima neutralidad y la mayor equidad , se recomienda la aplicación del mismo en la última etapa, es decir en las ventas al consumidor final.

            Como característica sobresaliente podemos enunciar que este tipo de impuestos permite alcanzar en forma uniforme la mayor cantidad de consumos de bienes y servicios, y es cuenta con menos complicaciones que un impuesto en la etapa industrial o mayorista.

            En este punto podemos decir que la imposición  al consumo de una sola etapa de la venta al por menor, no produce el efecto de piramidación  que hemos mencionado en las otras etapas, y no concurren elementos distorsionante

            Es decir que el impuesto aplicado en esta última etapa con traslado total, puede constituir una adecuada relación entre el impuesto y los gastos del consumidor.Es aquí donde existe la mayor probabilidad del producir aumentos de precios inmediatos , iguales al monto del impuesto aplicado.

 

III.2 ) Administración tributaria

            Sinteticamente podemos destacar las diferentes cualidades que se sucederían de aplicarse este impuesto en las diferentes etapas:

            En las etapas industrial y/o mayorista, las complicaciones administrativas se reducen, ello como consecuencia de que el número de contribuyentes es pequeña, de estructura relevante y normalmente con una administración adecuada.

            Sin embargo en el caso de la etapa minorista , las dificultades aumentan notablemente , citamos brevemente algunas de ellas , como ser :

            - Gran número de contribuyentes y en algunos casos no detectables, hecho éste que aumenta el riesgo de evasión.

            - Un número importante de pequeños comerciantes no llevan anotaciones , ni registraciones, ni libros de contabilidad que faciliten determinar el verdadero nivel de ventas.

            - Existen una cantidad importante de pequeños comerciantes que tienen un vida efímera, hecho éste que produce efectos negativos en el esfuerzo que ejecuta la administración tributaria para fiscalizar a los mismos.

- Estas situaciones incrementan el costo de recaudación de un gravámen que aplicado en etapas reducidas es elevado.

 

[1]          Como una alternativa que se considera adecuada para atenuar los efectos negativos en la etapa de recaudación, es la de aplicar la figura de terceros responsables por deuda ajena, que tendrían por fin efectuar retenciones o percepciones del gravámen por cuenta de los contribuyentes de derecho, en este caso, los adquirentes minoristas.

 

III) I.V.A. PROVINCIAL

            Cuando se habla de la aplicación de un impuesto a los consumos en reemplazo del impuesto sobre los ingresos brutos, todas las miradas se dirigen a la aplicación de un impuesto al valor agregado en caracter provincial.

            El empleo de una IVA conjunto a nivel nacional y provincial, requiere que aquellos contribuyentes que realizan actividades interprovinciales , que es el mismo grupo de sujetos que actuan bajo el Convenio Multilateral, compute en cada venta el IVA correspondiente a cada Jurisdicción, a la alícuota de lugar de destino de la operación, asi como la de nivel nacional, debiendo presentar en cada una de las liquidaciones el monto total del impuesto que corresponde a cada provincia.

            Desde el punto de vista del contribuyente, este sistema de IVA no implica mayores complicaciones, ya que la obligación tributaria del período será la diferencia entre el impuesto correspondiente a la totalidad de sus ventas, menos los créditos que surjan de tods sus compras.

            Para la realización de operaciones de ventas y compras efectuadas fuera de su jurisdicción, debería darse el detalle en forma desagregada a fín de poder a posteriori , imputar a cada provincia lo débitos y créditos correspondienes a las mismas.

            Esta liquidación deberá presentarse a una administración tributaria centralizada, la que a su vez efectuará los débitos y créditos correspondientes a cada una de ellas, y establecerá los saldos en las cuentas de cada jurisdicción en forma periódica.

            En aquellos casos de contribuyentes que no realizan ventas ni compras fuera de su jurisdicción, que son casi la mayoría, tendrán solo que presentar una liquidación con dos tasas por sus ventas, una para al IVA nacional y otra para el IVA provincial, al igual que en los que hace a sus compras.

            Los contribuyentes de mayor importancia que tienen actividades fuera de su jurisdicción deberán informar, como lo mencionara, el monto correspondiente a las ventas efectuadas a cada provincia en forma discriminada.

            Referido a sus créditos, el comprador deberá informar de los correspondientes a nivel nacional por una parte , y del correspondiente al conjunto de las otras jurisdicciones por la otra, esta situación es dable , fundamentalmente porque se debe computar el IVA crédito atendiendo a las alícuotas facturadas en cada jurisdicción.

            Referido a  las ventajas de fiscalización , entre una de ellas se encuentra en que en  una misma boleta se puede liquidar el IVA nacional y el IVA provincial, donde pudiera existir una administración compartida, o que una administración provincial lo quiera hacer en forma individual, en este caso sería facil la interacción con la AFIP y las Provincias.

            Ahora un punto muy interesante a considerar es el referido es el control por oposición  que existe, ya que el crédito fiscal es un incentivo para pagar en la atapa siguiente, y además es de considerar que un esquema de este tipo de impuestos, permitiría a las provincias administrar directamente a todos los contribuyentes que no tienen operaciones interjurisdiccionales, que en un principio abarca a la gran cantidad de casos, y delegar a un órgano central de administración los referidos al resto de los casos.

            Referido al Organismo de control a aplicar, se prevé la creación de un Organismo Fiscal Federal , elcual tendría una función de contralor y seguimiento de la nueva ley, haría el seguimiento del cumplimiento de las pautas establecidas en el Fondo de Desarrollo Humano.

            Desde el punto de control del impuesto, entre sus funciones tendría la de aplicación de alícuotas, cambios de las mismas, exenciones, etc., también se dedicaría al control y seguimiento de lo atinente al tema de la distribución secundaria.

            Referido a la aplicación de alícuotas, se prevé que puede haber una diversidad de alícuotas, fundamentalmente porque las provincias tienen libertad para fijarlas, aunque hay que tener en cuenta que el caso del IVA compartido, es uno de los pocos que se prestan para la existencia de IVA diferenciales.

            Es destacable mencionar que como se tiene estimado aplicar un IVA de destino, el mismo tiene la ventaja que cuando se dan ventas interjurisdiccionales se toma la alícuota  promedio de todas las provincias para hacer la transferencia en una sola.

            Referido a la existencia del Convenio Multilateral, se considera que a futuro el mismo tendería a desaparecer, aunque se considera que los especialistas que trabajn en la materia podría formar parte del Organismo Fiscal Federal.

           

           

.

 

 



[1]