LA EVASION FISCAL: ORIGEN Y MEDIDAS DE ACCION

                                            PARA  COMBATIRLAS.

 

El hombre es bueno por naturaleza                   y la

                                                            sociedad lo corrompe “.

                                                                     Rousseau

 

  Autor :

 Lic Miguel A Aquino

Contador Publico

Magíster en Derecho Tributaria de la Univ. De Barcelona

Especialista en Tributacion UNNE-    

Especialista en DerechoTributario Universidad de Barcelona

Profesor de Finanzas Publicas-Fac. de Cs Económicas-UNNE-                                                      

 

El presente trabajo fue  realizado considerando el aporte de  experiencias y comentarios de alumnos del posgrado en tributaciòn de la UNNE-

I ) INTRODUCCION

       

            El presente trabajo tiene por finalidad realizar un enfoque sobre las causas que dan origen a  la evasión fiscal y las herramientas para combatirla, fundamentalmente por el efecto nocivo que produce sobre los recursos tributarios que , como sabemos es una de las fuentes generadoras de ingresos del Estado  que son necesarios para que   pueda cumplir adecuadamente  sus funciones básicas .

 

            En este sentido entendemos que la evasión constituye un fenómeno que además de erosionar los ingresos del gobierno , deteriora la estructura social y económica del país, vulnerando la legitimidad de los gobiernos.[1]

 

            Agregamos a dicha expresión  que “ la evasión invalida las propiedades de neutralidad económica de las mejores estructuras tributarias, provocando una asignación ineficiente de recursos”[2]

 

            En la República Argentina, la evasión fiscal resulta uno de los síntomas mas evidentes de la crisis global que aqueja a la Nación, máxime que la misma pone de manifiesto la actitud que asumen los individuos frente a las obligaciones con la comunidad de la que forman parte.

 

            En tal sentido el solo accionar del organismo recaudador, en forma aislada de los restantes sectores del gobierno y de la sociedad, no resultan suficiente para atacar las causas de la evasión y sus efectos nocivos.

 

            En este marco de ideas nos pareció adecuado a los fines de una  correcta interpretación de los efectos negativos de la evasión fiscal,  realizar una semblanza sobre las Finanzas Públicas, los recursos del estado  y  los recursos tributarios, para luego, como lo mencionáramos al inicio,  continuar con las causas que dan origen a la evasión fiscal y las herramientas destinadas a combatirlas.

 

 II ) FINANZAS PUBLICAS

 

        Si tuviéramos que contestar al interrogante de cual es el objeto de las Finanzas Públicas, diríamos que actualmente y en su concepción genérica, estas tienen por objeto examinar como el Estado obtiene sus ingresos  y efectúa sus gastos.

 

            También podríamos enunciar que es el estudio sistematizado de los recursos y los gastos públicos y los efectos económicos que éstos y aquellos producen, tanto en la economía de la sociedad toda, como asi también en la de los individuos que la integran.        

            Las Finanzas Públicas constituyen  pues, la actividad económica del sector público, con su particular y característica estructura que convive con la economía de mercado, de la cual obtiene los recursos y a la cual le presta un marco de acción.[3]

 

            Entonces concluimos que el Estado para poder realizar sus funciones y afrontar sus gastos , debe contar con recursos, y los mismos se obtienen a través de los diferentes procedimientos legalmente estatuidos y preceptuados por los principios legales constitucionales.

 

            A estos recursos los  podemos agrupar en : 1) recursos patrimoniales propiamente dichos; 2) recursos de las empresas estatales; 3) recursos gratuitos; 4) recursos tributarios ; 5) recursos derivados de sanciones patrimoniales; 6) recursos monetarios, 7) recursos del crédito público.

 

II.1 ) Recursos Tributarios

 

         A los efectos del análisis del presente trabajo pondremos el acento en el análisis de los recursos tributarios como fuente de ingresos del Estado Nacional, y mencionamos que son aquellos que el estado obtiene mediante el ejercicio de su poder de imperio, es decir , mediante leyes que crean obligaciones a  cargo de los administrados , en la forma y cuantía que las mismas establecen.

 

            La característica común de los recursos tributarios es su obligatoriedad por imperio de la ley en la cual tiene su origen, pero dicha obligatoriedad se encuentra enmarcada dentro de las limitaciones que emergen de la Constitución Nacional.[4]

 

         En el Estado moderno constitucional y, especialmente, en la economía liberal, la que está fundada en los principios de la propiedad privada y de la iniciativa individual, prevalecen los recursos tributarios, los que son frutos del poder de imperio del Estado.

 

III)  EVASION FISCAL

             

            El Estado para cubrir las necesidades públicas colectivas, y con ello los fines institucionales , sociales y políticos, necesita disponer de recursos ,que los obtiene por un lado a través del ejercicio de su poder tributario que emana de su propia soberanía, y por el otro lado del usufructo de los bienes propios que el estado posee y los recursos del endeudamiento a través del crédito público.

 

            Desde el punto de vista de los recursos tributarios, la ausencia de esta vía de ingresos , hace que se produzca en las arcas del estado una insuficiencia de fondos para cumplir sus funciones básicas.

 

            Esta abstracción de recursos, es lo que se denomina “ evasión fiscal”, por ello nos parece adecuado mencionar diferentes conceptos que fueron vertidos en referencia a tal fenómeno.

                       

            Si nos ajustamos al significado del término evasión, el mismo es un concepto genérico que contempla toda actividad racional dirigida a sustraer, total o parcialmente, en provecho propio, un tributo legalmente debido al Estado.[5]

 

            Por lo expuesto , nos pareció adecuado analizar el concepto dado por la doctrina  referido al término evasión fiscal, así expresamos que, ”Evasión  Fiscal o tributaria es toda eliminación o disminución de un monto tributario producido dentro del ámbito de un país por parte de quienes están jurídicamente obligados a abonarlo y que logran tal resultado mediante conductas fraudulentas u omisivas violatorias de disposiciones legales”[6]

 

            Entonces vemos que en este concepto se conjugan varios elementos : por una parte existe una eliminación o disminución de un tributo, se transgrede una ley de un país  por los sujetos legalmente obligados

 

         Ampliando  las  interpretaciones del término  evasión, tomamos la definición acuñada por el Dr. Tacchi, el cual enuncia que , “Evasión Tributaria es todo acto que tenga por objeto interrumpir el tempestivo y normado fluir de fondos al Estado en su carácter de administrador, de tal modo que la conducta del sujeto obligado implica la asignación “per se” de un subsidio, mediante la disposición para otros fines de fondos que, por imperio de la ley, deben apartarse de su patrimonio y que sólo posee en tenencia temporaria o como depositario transitorio al solo efecto de ser efectivamente ingresados o llevados a aquél”.[7]

 

            Por otra parte si avanzamos en el estudio del fenómeno de la evasión tributaria, se llega al convencimiento que la tarea de elaboración de los efectos y causas requiere un enfoque interdisciplinario, por su ya comentado grado de complejidad y por la intervención de un sinnúmero de factores que dilatan, incentivan o promueven el acto.

 

            La doctrina menciona que pueden existir tres tipos de argumentos que tratan de explicar la acción de evasión, desde el punto de vista de los motivos objetivos y particulares que la provocan :

 

            a) La evasión es una repuesta económica y calculada de la conducta de los contribuyentes  que buscan incrementar sus riquezas y responden a los incentivos y castigos que ofrece el sistema y gestión tributaria

 

            b) La evasión es mas bien un problema de elusión puesto que los contribuyentes usan los resquicios de la ley evitando la comisión flagrantes de delitos

 

            c) La evasión fiscal solo es una consecuencia y no el motivo fundamental.[8]

           

            Analizando lo expuesto en el ítem a) , este razonamiento nos demuestra el perfil con que el contribuyente , agente económico en un mercado, arriesga como parte integrante del “riesgo empresario” a ganar o perder.

 

            Pero mas allá de ello existen en los restantes planteos , posturas que quizás no sean las generales aplicadas, pero que deberían ser analizadas con mucha cautela.

            Si bien existe principio generalizado de asimilar este fenómeno de la evasión fiscal a los mercados subdesarrollados, de circunscribir como arraigados en la pequeña o mediana empresa, tal situación no es así, y bastaría observar a las empresas de gran envergadura, operantes en mercados altamente complejos, donde el fenómeno de la evasión tributaria adquiere los ribetes de elusión tributaria.Vr. gr. Paraísos fiscales, Precios de transferencias, etc.[9]

 

III.1)  Causas de evasión fiscal

 

        Las causas de la evasión no son únicas, como lo menciona el Doctor Lamagrande (obra citada al pié), “El examen del fenómeno de evasión fiscal, ... , nos permite colegir su grado de complejidad y su carácter dinámico.Su reducción dependerá de la remoción de los factores que conllevan tales causalidades, debiéndose llevar a cabo una series de medidas adecuadas a un contexto económico y social dado, a fin de lograrlo.Todo ello  sin perjuicio de que circunstancias ajenas al campo económico tributario puedan mejorar o afectar el nivel de cumplimiento impositivo”. [10]

 

            En el marco de ideas de la complejidad del fenómeno bajo estudio, la doctrina ha enunciado diferentes causas que dan origen a la misma , en ese sentido mencionaremos las que a nuestro criterio son las mas comunes, sin que con ello se pretenda agotar la existencia de múltiples factores de carácter extraeconómico que originan o incrementan sus  efectos. En este sentido citamos a:

 

1) Carencia de una conciencia tributaria

2) Sistema tributario poco transparente

3) Administración  tributaria poco flexible

4) Bajo riesgo de  ser detectado

 

 

1)  CARENCIA DE UNA CONCIENCIA TRIBUTARIA

           

            Cuando hablamos de carencia de conciencia tributaria , decimos que ella  implica que en la sociedad no se ha desarrollado el sentido de cooperación de los individuos con el Estado.

           

            No se considera que el Estado lo conformamos todos los ciudadanos y que el vivir en una sociedad organizada , implica que todos debemos contribuir a otorgarle los fondos necesarios para cumplir la razón de su existencia, cual es, prestar servicios públicos.

 

            Ello es así , y los ciudadanos sabemos que el Estado debe sastifacer las necesidades esenciales de la comunidad que los individuos por si solos  no pueden sastifacer. Por otra parte , la sociedad demanda cada vez con mayor fuerza que el Estado preste los servicios esenciales como salud, educación, seguridad, justicia, etc., pero que estos servicios los  preste con mayor eficiencia.

 

            Como lo expresa la doctrina, la formación de la conciencia tributaria se asienta en dos pilares.El primero de ellos, en la importancia que el individuo como integrante de un conjunto social, le otorga al impuesto que paga como un aporte justo, necesario y útil para sastifacer las necesidades de la colectividad a la que pertenece.

 

            El segundo pilar, lo basa en que el mismo prioriza el aspecto social sobre el individual, en tanto esa sociedad a la que pertenece el individuo, considere al evasor como un sujeto antisocial , y que con su accionar agrede al resto de la sociedad.

 

            En este segundo aspecto, el ciudadano al observar a su alrededor un alto grado de corrupción, considera que aquél que actúa de esa manera antisocial , de no ingresar sus impuestos, es una persona “hábil”, y que el que paga es un “tonto”, es decir que el mal ciudadano es tomado equivocadamente como un ejemplo a imitar. 

 

            Por otra parte, citamos que el hecho del conocimiento del elevado grado de evasión existente, deteriora la conducta fiscal del contribuyente cumplidor, al tomar conocimiento éste de la insuficiencia de medios para combatir tal hecho, con que cuenta la Administración Fiscal.

 

            Esta ineficiencia exteriorizada por la Administración Tributaria, puede influir para que el contribuyente cumplidor se vea tentado a imitar la conducta del evasor, ante el hecho de la existencia de una inacción por parte del ente recaudador, a esta situación también le debemos agregar la existencia de permanente moratorias, blanqueos, condonaciones, etc., que hacen que el pagador se vea perjudicado en igualdad de condiciones con el contribuyente que no cumple regularmente sus obligaciones fiscales.

           

            Entre las razones de la falta de conciencia tributaria podemos citar a : a) Falta de educación; b) Falta de solidaridad ; c) Razones de historia económica ; d) Idiosincrasia del pueblo ; e) Falta de claridad del destino del gasto público y , f) Conjunción de todos los factores citados.

 

            a) Falta de educación: Este es sin dudas un factor de gran importancia y que prácticamente es el sostén de la conciencia tributaria.La educación que encuentra en la ética y la moral sus basamentos preponderantes, debe elevar ambos atributos a su máximo nivel, de esta forma, cuando los mismos son incorporados a los individuos como verdaderos valores y patrones de conducta , éste actúa y procede con equidad y justicia.

 

            En este sentido, es justo y necesario enseñar al ciudadano el rol que debe cumplir el Estado, y se debe poner énfasis que él, como parte integrante de la sociedad que es la creadora del Estado, debe aportar a su sostenimiento  a través del cumplimiento de las obligaciones que existen a  tal fin.

 

            Se necesita un adecuado nivel de educación de la población para que los mismos entiendan la razón de ser de los impuestos, lograr la aceptación de que el impuesto es el precio de vivir en sociedad.

 

         b) Falta de solidaridad:  Como mencionáramos a lo largo del presente trabajo, el Estado debe prestar servicios , y para tal fin necesita de recursos, y cuando los mismos no llegan a las arcas del Estado, no puede cumplir los fines de su existencia.

 

            Estos recursos deben provenir de los sectores que están en condiciones de contribuir, y el Estado , a través del cumplimiento de sus funciones, volcarlos hacia los sectores de menores ingresos. Y es en este acto , donde a través del  aporte de recursos hacia el Fisco,  debe sobresalir  el principio de solidaridad.

            c) Razones de historia económica: Nuestro país a partir del año 1990 aproximadamente comenzó a dar un giro en cuento a su política económica, a nivel del sector empresario, una forma de incrementar sus ingresos era precisamente a través del  aumento de nivel de precios,  y en el aspecto financiero los déficit fiscales se cubrían permanentemente con  el uso del crédito público y de la inflación.

 

            Luego en una etapa posterior , con el advenimiento de la estabilidad económica, la globalización, el incremento de la competitividad, etc., se produjo un cambio de actitud comercial, se impuso la necesidad de competir, ya sea con calidad , prestación de servicios y fundamentalmente con un  nivel de precios adecuado a los ingresos de los potenciales consumidores.

 

            Esta situación, sumado al alto nivel del costo financiero, la existencia de una relación dolar-peso igual a uno, la desventaja competitiva con respecto al sector externo, y agravado  todo ello  por la profunda recesión que nos aqueja, produce que el contribuyente tienda a buscar diferentes maneras de obtener mayores ingresos y uno de los canales es a través de la  omisión del ingreso de tributos.

 

            d) Idiosincrasia del pueblo: Este factor es quizás el de mayor gravitancia en la falta  de conciencia tributaria, es un aspecto que está presente en todas las causas generadoras de evasión.

 

            La falta de conciencia tributaria tiene relación con la falta de solidaridad y la cultura facilista producto de un país rico e inmigrante, mas solidario con los de afuera que con los de adentro.Falta de cultura de trabajo, sentimiento generalizado desde siempre de “que todo puede arreglarse”,  y el pensamiento de que las normas fueron hechas para violarlas, de que las fechas de vencimientos pueden ser prorrogadas, es decir siempre se piensa de que existe una salida fácil para todos los problemas.

 

            Estos comentarios, aunque sean dolorosos realizarlos, son los que de cierta manera se encuentran arraigada en nuestra cultura, lamentablemente, los ejemplos que provienen de las clases políticas no son las mejores, y entonces, el ciudadano común reacciona de esta manera inadecuada, en fin, nos vemos afectados de cierta        manera por  una conducción que exterioriza un alto grado de falta de compromiso con los mas altos ideales de patriotismo, el que incluye honestidad, transparencia en sus actos y ejemplos de vida.

 

            e) Falta de claridad del destino de los gastos públicos:  Este concepto es quizás el que afecta en forma directa la falta del cumplimiento voluntario, la población reclama por parte del Estado , que  preste la máxima cantidad de servicios públicos en forma adecuada.

 

            Pero lo que sin dudas tiene una gran influencia en este tipo de consideración, es el referente a exigir una mayor transparencia en el uso de los recursos y fundamentalmente , el ciudadano percibe que no recibe de parte del Estado una adecuada prestación de servicios.

 

            Observamos así,  que en el caso de la educación, gran parte de los ciudadanos pagan una escuela privada para sus hijos, en el caso de la salud, se contrata un servicio de medicina prepaga, ya sea por su nivel de atención como de la inmediatez en caso de emergencias y calidad de la medicina .

 

            En tanto que lo atinente a la seguridad, proliferan hoy en nuestra sociedad la utilización de sistemas de seguridad privadas , a través de alarmas o empresas al efecto. Entonces, el ciudadano se pregunta, ¿ si aporto los recursos al Estado, éste no debería prestarme estos servicios?.Sin dudas que la repuesta, es obvia, y de allí la conducta exteriorizada.

 

            f) Conjunción de todos los factores:  En un tema tan complejo como lo es el de la falta de conciencia tributaria, decimos que todo tiene que ver con todo, porque si analizamos desde el punto de vista de la falta de educación, los sectores de mayores ingresos son los que tienen mayor educación, y quizás sean los sectores que más incumplan, y por lo tanto de menor solidaridad.

           

            Estos sectores por su alto nivel de vida y educación, tienen mayor conocimiento de la conducta de las estructuras políticas y conocerían  los desvíos de los gastos públicos.Por eso, en este análisis, mantenemos el criterio de que todo,  tiene que ver con todo.

2 ) SISTEMA TRIBUTARIO POCO TRANSPARENTE

 

        La manera de que un sistema tributario contribuye al incremento de una mayor evasión impositiva, se debe básicamente al incumplimiento de los requisitos indispensables para la existencia de un sistema como tál.Recordamos así que la definición general de sistemas menciona que,  es el conjunto armónico y coordinado de partes de un todo que interactúan dependiendo una de las otras recíprocamente para la consecución de un objetivo común.

       

            En este respecto decimos que la apreciación de un sistema tributario que se manifiesta como poco transparente, se refleja en la  falta de definición de las funciones del impuesto y de la Administración Tributaria en relación a las exenciones, subsidios, promociones industriales, etc., donde la función de una surge como el problema de otro.

 

            Además no escapa a la conciencia generalizada, que donde existe una promoción o liberalización de impuesto, rápidamente surgen planteos claros de elusión y evasión fiscal.

 

            Por ello es que una gestión tributaria eficiente es tan importante como el desarrollo de un esquema tributario acorde con la realidad circundante.[11]

 

        Si bien la falta de un adecuado sistema tributario puede constituir una causa de evasión, sin lugar a dudas que ésta no puede ser endilgada como la causa principal y exclusiva, si nos ajustáramos a esta explicación simplista, bastaría con modificar el sistema tributario y todos los problemas estarían resueltos.

 

            Este principio exige que las leyes tributarias, los decretos reglamentarios, circulares, etc., sean estructurados de manera tal, que presente técnica y jurídicamente el máximo posible de inteligibilidad, que el contenido de las mismas sea tan claro y preciso, que no permitan la existencia de ningún tipo de dudas para los administrados.

 

 

3) ADMINISTRACION TRIBUTARIA POCO FLEXIBLE

       

            Es importante resaltar que al “ hablar de administración tributaria , nos lleva indefectiblemente a hablar de sistema tributario, y uno de los principales aspectos que debemos tener en cuenta cuando nos referimos al sistema tributario, es el de su simplificación ...”[12], que sin lugar a dudas trae aparejada la flexibilización.

 

        Esta flexibilización es la que hace que ante los profundos y constantes cambios que se producen en los procesos económicos , sociales, y en la política tributaria en particular, la Administración Tibutaria deba adecuarse rápidamente a las mismas.

 

        Y ésta adecuación se produce porque , “ ...la administración tributaria es la herramienta idónea con que cuenta la política tributaria para el logro de sus objetivos, por ello la eficiencia de la primera condiciona el cumplimiento de los fines de la segunda”[13], razón que conlleva a la exigibilidad de la condición de maleabilidad de la misma.

 

            Uno de los grandes inconvenientes que se nos plantea, es que en la medida que el sistema tributario busca la equidad y el logro de una variedad de objetivos sociales y económicos, la simplicidad de las leyes impositivas es una meta difícil de lograr.

       

        Ante el hecho de que las autoridades públicas procuran objetivos específicos, muchos de los cuales persiguen un fin extra-fiscal y otros netamente tributarios, exigen que la Administración Tributaria esté al servicio de la política tributaria, y a un nivel mas general , de la política del gobierno,  debiendo en consecuencia  realizar todos los esfuerzos necesarios para implementar los cambios exigidos por esta última.

 

4) BAJO RIESGO DE SER  DETECTADO

 

            Si bien el riesgo de detectar contribuyentes que no cumplen adecuadamente , podría se incluida dentro del análisis de la Administración Tributaria, nos pareció adecuado tratar este tema por separado, ello en virtud de la gran importancia que le atribuimos a esta función.

 

            Cuando hablamos de los diferentes factores que influyen en la adopción de una conducta evasiva, sin lugar a dudas que el bajo riesgo de ser detectado posee una gran influencia sobre las demás.

 

            El contribuyente al saber que no se lo puede controlar se siente tentado a incurrir en esa inconducta de tipo fiscal, ésta produce entre otras consecuencias la pérdida de la equidad horizontal y vertical.

 

            Resulta de ello que contribuyentes con ingresos similares pagan impuestos muy diferentes en su cuantía, o en su caso, empresas de alto nivel de ingresos potenciales, podrían ingresar menos impuestos que aquellas firmas de menor capacidad contributiva.[14]

 

        Esta situación indeseable desde el punto de vista tributario, es un peligroso factor de desestabilización social, la percepción por parte de los contribuyentes y el ciudadano común de esta situación, desmoraliza a quienes cumplen adecuadamente con su obligación tributaria.

 

            En este sentido , los esfuerzos de la Administración Tributaria deben , entonces estar orientados a detectar la brecha de evasión y tratar de definir exactamente su dimensión, para luego, analizar las medidas  a implementar para la corrección de las inconductas detectadas.

 

            Como lo enunciara el Dr. Tacchi, “El efecto demostrativo de la evasión es difícil de contrarrestar si no es con la erradicación de la misma, en un ámbito de evasión es imposible competir sin ubicarse en un ritmo similar a ella, aparece así la evasión como autodefensa ante la inacción del Estado y la aquiescencia de la sociedad”.[15]

       

        Es decir que lo que se debe hacer es aumentar el peligro de ser detectado por aquellos que tienen esta inconducta, en tal sentido compartimos el pensamiento de que,

”... debe por lo tanto desterrarse la falta de presencia del Organismo Recaudador, incrementando así el riesgo del evasor de ser detectado.Este accionar tiene efecto sobre el resto de los contribuyentes...”[16]

 

        El  Organismo debe marcar una adecuada presencia en el medio  a través de una utilización correcta de la información que posee, exteriorizar  en la sociedad la imagen de que el riesgo de ser detectado es muy elevado, y de que el costo de no cumplir correctamente sus obligaciones fiscales  por parte del contribuyente podrá ser excesivamente oneroso.

 

 IV ) HERRAMIENTAS PARA COMBATIR LA EVASION

 

            En el análisis realizado en cuanto a las causas de la evasión, no se pretendió agotar con dicha mención la totalidad de las mismas, simplemente hemos enunciado las que a nuestro juicio son las principales , y sobre las que la Administración Tributaria debería actuar en lo inmediato.

 

            En ese sentido consideramos adecuado indicar, las que a nuestro juicio serían   algunas de las herramientas a utilizar para subsanar esas falencias que afectan en forma directa el nivel de recaudación.

 

a) Conciencia Tributaria

           

            En este aspecto , mencionamos que el  Estado debería incrementar su rol de educador en el tema tributos, se deberían profundizar las medidas tendientes a informar a la ciudadanía sobre los efectos positivos del pago de los tributos y la nocividad que produce la omisión del ingreso de los mismos.

 

            La enseñanza del cumplimiento fiscal debe ser inculcado a los ciudadanos desde temprana edad, se debe comenzar en la etapa de la educación primaria a los fines de arraigar estos conceptos desde la niñez.

 

 

            Para ello es necesario confrontar esta erogación no solo con los costos sociales del incumplimiento  y presión social que ejercen en la sociedad los evasores y elusores, sino también con  respecto hacia el contrato social llevado a cabo por el pueblo y el Estado, a fin de que administre los fondos que no son propios.[17]

 

            Como enunciara el Doctor Carlos Tacchi , una de las herramientas decisivas para estabilizar el cambio, es la “Culturización Tributaria de la dirigencia”, que comprende la dirigencia empresaria, sindical, política, cultural, etc., y engloba obviamente a la esfera del Estado”.

 

            Como una de las vías para poner en marcha este proceso de culturización tributaria, es imprescindible utilizar todas las herramientas al alcance del Estado, a modo de ejemplo podemos citar :

 

            a) Publicidad Masiva: En este sentido la Administración Federal de Ingresos Públicos ha realizado cortos publicitarios en los medios televisivos, los que dan ejemplos sobre actos de evasión consumada.

 

            A nuestro modo de ver, los mismos no tuvieron el efecto adecuado, fundamentalmente por la forma en que fueron expuestos los casos bajo análisis, en este sentido consideramos que ellos deberían estar orientados a explicar cuales son las consecuencias directas de esa omisión , ilustrando que si el Estado no cuenta con recursos no puede cumplir sus funciones básicas, que esta situación repercute en forma directa en los ciudadanos que realmente necesitan de estos servicios.

 

            b) Participación de los Consejos Profesionales: Contar con la colaboración de los Consejos Profesionales  tiene un doble efecto, por un lado se logra la participación directa de la matrícula , y por otro el efecto multiplicador con que cuentan estos entes, no solo por contar con personas con un nivel de conocimiento superior a la media de la sociedad, sino también  por la inserción de ellos en la población.

 

            c) Difusión tributaria: Se debería incrementar la difusión inductiva realizada por el propio Organismo, llevada ésta a despertar o estimular la conciencia social, poniendo de relieve los beneficios de la menor onerosidad que produce el cumplimiento en término.

 

            d) Inclusión en planes de estudios integrales: Si bien la inclusión de esta temática en los planes de estudios supera las facultades de la AFIP, sería de interés que las propias autoridades educativas en acuerdo con las propias del Ministerio de Economía,  realicen en forma conjunta un plan destinado a este fin.

 

2) Sistema tributario poco transparente

 

            Decimos que se atenta contra un sistema transparente cuando no existe una combinación adecuada de gravámenes tales como los que se aplican  a las rentas , patrimonios, consumo y aquellos impuestos que son creados para un fin específico como el Fondo destinado a la financiación del sistema educativo.

 

            Se propone en otro orden de cosas que el sistema a aplicar en el país , revea e incorpore medidas tendientes a eliminar las causas no deseadas de operaciones realizadas bajo condiciones que afectan al mercado económico , como ser medidas antidumping, transfer pincing, teary shopping, paraísos fiscales, subcapitalización, etc.

 

            Por ello la Administración Fiscal en el mejoramiento de su sistema tributario debe propender a :

 

            1) Respetar los principios de equidad, tanto vertical como horizontal.

           

            2) Que las leyes tributarias respeten los principios de proporcionalidad, igualdad, transparencia, no confiscatoriedad, etc.

           

            3) Observar principios constitucionales que en definitiva apuntalan un sistema respetuoso de los derechos y garantías individuales insertas en la carta magna.

           

            4) Respetar el principio de economicidad de los impuestos.

 

3) Administración Tributaria poco flexible

 

            Esta situación de exigencia de versatilidad del sistema tributario como consecuencia de la necesidad de ensamblar ambos objetivos, torna imprescindible una coordinación permanente entre los administradores tributarios y los que deciden la política fiscal.

 

            Entre los objetivos de máxima que requiere una administración flexible, es  que actúe en pos de la simplificación de las normas tributarias y sus propios procedimientos de trabajo, situación ésta necesaria a los fines de facilitar las tareas del contribuyente y de la propia administración.

 

            Nos parece adecuado en este punto mencionar que otro factor que incide negativamente, es la falta de cooperación de los organismos oficiales provinciales para proporcionar datos requeridos por la administración tributaria nacional.

 

            Parecería que no existiera un convencimiento de que  los impuestos  que son recaudados a nivel nacional, luego por la aplicación del Régimen de Coparticipación Federal, volvería a las jurisdicciones provinciales.

 

            A esta situación agregamos la falta de coordinación que existen entre los entes oficiales que de pronto utilizan las mismas bases de datos, sería de interés que existiera una gran base de datos a nivel nacional, a la que todos los entes y jurisdicciones aporten información y puedan cruzarla en forma automática cuando así lo requieran.

 

4)  Bajo riesgo de ser detectado

 

            Este factor del bajo riesgo de ser detectado lo queremos relacionar en forma directa con la falta de control efectivo de la administración, si existiera un control permanente en todas las etapas del proceso  hasta la recaudación del tributo, este riesgo se vería incrementado en un gran nivel.

 

            El contribuyente debe tener bien en claro que está enfrentando un alto riesgo de ser detectado, y que de suceder esa situación, deberá realizar el ingreso en forma forzada y que la sanción por incumplimiento le traerá aparejada una carga mas pesada, la que no solo sería pecuniaria , sino también podría ser de tipo penal.

 

            Por otra parte en el caso de ser detectado, el riesgo sancionatorio debe ser adecuado y razonable, es decir que contemple sanciones lo suficientemente severas, como para que de la evaluación que haga previo al incumplimiento , elimine esa intención de evadir.

 

            Por otra parte, debe ser razonable, de tal forma que no sea exagerada en cuanto a su severidad, a los fines de que puedan ser aplicadas sin excepción, esto lo mencionamos porque si una sanción es muy severa en relación a la inobservancia de una norma, termina por no aplicarse.

 

            Por ello decimos que para erradicar la  intención de incumplir deben darse tres factores en forma concordante: la capacidad de la administración tributaria para detectar lo evasores, la posibilidad de que pueda ser sancionado y por último la posibilidad de forzar el cumplimiento respectivo.

 

            Si bien el objetivo del presente trabajo no es profundizar en lo referente a pautas de auditorías a llevar a cabo por las áreas fiscalizadoras de la Administración Tributaria, nos parece oportuno mencionar cuales serían las funciones a ejecutar por la misma a los fines de evitar que conductas evasivas quedaran impunes.

 

            Como lo señalara el Dr. Lamagrande, en un contexto de bajo cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales la función de inspección deberá cubrir la mayor cantidad de sujetos, se buscará repercutir en la masa de contribuyentes con el objeto de que se sientan vigilados.

 

            Esta labor deberá diseñarse de tal manera que cubra estos objetivos, pero, si bien sabemos que es imposible cubrir la totalidad del universo de sujetos, lo que se debe tratar de lograr es incrementar el riesgo de ser detectado.[18]

 

            Ante la gran cantidad de contribuyentes existentes que no es posible verificar en su totalidad, se debe buscar la manera de que a través de las herramientas disponibles en la administración, se incremente en los contribuyentes la sensación de que serán verificados.

 

            Como bien lo ha expresado el Dr. Claudino Pita, “ ...en el caso de los países de bajo nivel de cumplimiento voluntario, lo que interesa en mayor medida son las consecuencias de las acciones de inspección tributaria, en términos de la imágen que ellas puedan generar.El objetivo final estaría constituido por la consecuencia del riesgo subjetivo que se configure: la mejora del nivel del cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias”.[19]

 

            En este punto es importante citar a Due que señala que “ Una buena observancia del cumplimiento de la ley, no solamente brinda directamente mayores ingresos proveniente de las personas fiscalizadas, sino que asegura un mejor cumplimiento por parte de otras personas que creen que serán descubiertas si buscan evadir el impuesto”.[20]

            b) Operar a través de intervenciones rápidas ,mediante técnicas modernas de auditoría fiscal, contando con información veráz sobre el contribuyente que permita actuar con certeza.

 

            c) Accionar en sectores, actividades o localidades geográficas que resulten neurálgicas y ofrezcan una amplia repercusión en la masa de contribuyentes.

 

            d) Auditar con mayor profundidad casos concretos en los que se hayan detectado a “priori” maniobras de evasión fiscal.

 

            e) Auditar en forma integral los casos en que se detecten maniobras de fraude tributario.[21] 

 

            En nuestra realidad, se han implementado las bases regionales, BAFIS, que nos permite conocer la masa de contribuyentes que en tiempo atrás eran practicamente de conocer.

 

            Esta base de datos regional , conjuntamente con sus herramientas de trabajo, permite realizar una adecuada selección de contribuyentes a verificar, de esa manera, con una adecuada información, la forma de verificar se modifica.

 

            En la actualidad, al visitar al contribuyente, se le exterioriza la gran cantidad de información que sobre él se posee, tanto de bases de datos con información interna como externa.

 

            Esta situación permite, que el fiscalizador conoce de antemano la realidad de su futuro verificado, de esta forma la relación fisco-contribuyente es mas transparente, en términos de fiscalización, ello contribuye en forma potencial el proceso de fiscalización.

 

            Es adecuado aclarar en este punto, que con el uso de la herramienta citada, se ha realizado una carterización del universo de los contribuyentes que pertenecen a cada Regional Impositiva, de esta manera se logra una profesionalización de los verificadores, y lo que es mas importante, se logra incrementar el riesgo de ser verificado por los contribuyentes.

 

            Sin entrar a detallar en profundidad los nuevos sistemas de control, nos parece adecuado comentar que se encuentra en funcionamiento el Sistema de Control Fiscal Permanente, que se logra a partir de la carterización de la masa de contribuyentes por Jurisdicción , buscando  verificar la mayor cantidad de contribuyentes con buena información,  y lograr como lo enunciáramos en puntos precedentes , una adecuada profesionalización de lo agentes integrantes de la Administración Tributaria.

 

V)  CONSIDERACION FINAL

 

            Al final de la presente exposición  nos parece adecuado hacer un alto y reflexionar sobre los graves daños que producen en la sociedad la evasión fiscal.

 

            Debemos pues reflexionar sobre los graves problemas que produce la falta de ingresos a las arcas del Estado y por último reflexionar sobre las probables vías de solución a esta indeseada situación.

 

            Coexistir con la evasión fiscal es permitir la ruptura de los relevantes principios de equidad, es fomentar , de cierta manera la existencia de un círculo perverso de ineficiencia en la economía, que como mencionáramos, erosiona los mas profundos cimientos de la estructura de un país, produciendo una mala asignación de los recursos del Estado y desviando aquellos que no llegan a ingresar al mismo.

 

            Sin lugar a dudas que la lucha no es fácil, no solo hace falta una decisión política sino, que es un verdadero desafío de toda la sociedad.

 

            Tomar conciencia del grave problema que acarrea esta situación es interpretar con madurez cívica y republicana , los principios fundamentales de la convivencia humana.

 

            No solo hablamos de lo antijurídico del acto, dado que de ello no existen dudas, ni si son valederos los argumentos superfluos esgrimidos que incentiva tal actitud, deberíamos interpretar los hechos en lo más profundo del sentimiento humano y social por naturaleza.

 

            No es en vano el accionar de la Administración Tributaria en su misión de combatirla, pero más importante aún sería el sinceramiento de la sociedad toda, en este aspecto , en especial el de los niveles de gobierno, a fin de transparentar su gestión, elevar su legitimidad y sostener su credibilidad.

 

            Estamos ante el cambio de autoridades gubernamentales, es una oportunidad única, hoy la sociedad, cansada de ver malos ejemplos del descuido de la cosa pública, de una corrupción incontrolada, se encuentra esperanzada en un cambio.

 

            Es  este sentimiento generalizado, que la Administración Tributaria debe interpretar,  ajustando su conducta al clamor popular de la necesidad del cambio, y, a través de un cambio de rumbo, asegurar los recursos que el Estado necesita, ajustado su actuar a lo dispuesto en la materia por las mas altas autoridades de la Nación.

 

 

                    MATERIAL  DE  CONSULTA

 

1) La evasión tributaria.Monografía de Administración Tributaria.Lic. Miguel A. aquino, Malich Daniel y Zalazar R. -UNNE. 1998

2) Ponencia de la Administración Triburaria de México en la XXII Asamblea General del CIAT-Brasilia-Brasil.

3) Orígen y Antecedentes de la Adm. Tributaria.Marco Legal vigente para la Función Fiscalizadora.Lic.Miguel A.Aquino-Revista Criterios Tributarios.12/97.

4) Concepto de elusión y de evasión tributaria y sus efectos sobre la aplicación del Sistema Tributario”.Conferencia del CIAT.Venecia-11/93

5) La evasión Fiscal en la Argentina.Villegas Héctor-Arguello Velez G y Spila Garcia R.-Revista Derecho Fiscal-Bs As-T° XXIII.

6) Tecnología aplicada para combatir la evasión fiscal.CIAT XVII Asamblea General-Curazao -Brasil.

7) Recomendaciones propuestas para reducir la evasión fiscal.Dr.Lamagrande Alfredo.Boletín DGI.N° 457/89.

8) Problemática actual de la función de inspección.Dr.Pita Claudino.Revista de Adm. Tributaria.

9) Análisis económico de los impuestos.Due John E.-Edit. El ateneo-Bs As.1961.

10) Concepto de la Evasión Tributaria.Dr.Pita Claudino.Trabajo presentado ante la XVI Asamblea General del CIAT.-Asunción ,Paraguay, 1982-

11) La Evasión Tributaria.Giorgetti Armando-Depalma-Bs. As.1967