Fundación de Investigación y Estudios Fiscales y Económicos Regionales

Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Tiempo Fiscal

DOSSIER ECONOMICO

actualidad chaco

INDEC Conaeti OIT El Vaticano

Anses

Poder Judicial Listas de Despacho afip profesional La Comisión Federal de Impuestos Biblioteca Nacional Universidad Nacional del Chaco Austral GAES cuadrado Corte Internacional de Justicia

IEFER Profesional

Si eliminara Ingresos Brutos, el Chaco perdería $7.200 millones por año

Así lo consideró el economista y Presidente de la Fundación de Investigación y Estudios Fiscales y Económicos Regionales (Iefer), Lic. Miguel A. Aquino.

Publicado Lunes 6

Lo dijo en CIUDAD TV al ser consultado sobre las reformas tributarias que pretende hacer el gobierno nacional. Advirtió que esta modificación le haría un daño “muy fuerte” a todas las provincias a la vez que resignarían autonomía económica.

Tras el fuerte espaldarazo que le brindó el electorado en los últimos comicios, el gobierno nacional presentó una serie de propuestas legislativas que apuntan a reformar algunas leyes vinculadas a lo previsional, lo laboral e impositivo, entre otras.

En el caso de lo tributario, uno de los puntos que la Nación pretende que las provincias modifiquen es el cobro del impuesto a los ingresos brutos y a los sellos.

La idea, en definitiva, es reducir estos impuestos con la intensión de alentar las inversiones, según pregonan desde la administración central.

En declaraciones a CIUDAD TV, el economista y Presidente de la Fundación de Investigación y Estudios Fiscales y Económicos Regionales (Iefer), Lic. Miguel A. Aquino, consideró que esta propuesta de reducir o eliminar los impuestos provinciales sería “muy grave” para las provincias porque perderían más autonomía financiera.

“Uno de los efectos más fuertes es el compromiso que hace la Nación de disminuir los impuestos de tipos distorsivos. En el caso de los ingresos brutos es un impuesto que se va aplicando desde la cadena industrial mayorista y minorista y de la gran cadena de aquellos que venden al sector minoritario y el impuesto a los ingresos brutos va aumentando y formando precios y hace un efecto cascada porque va bajando y se va incrementando en la base de la piramide. Este impuesto lo quieren sacar o atenuar, al igual que el impuesto al cheque y al sello que también es de tipo distorsivo”, explicó Aquino.

“Para el Chaco los ingresos brutos representan entre 500 y 600 millones de pesos (mensuales), que son unos 7.200 millones al año, que es muchísimo dinero. Si la provincia llegara a perder ingresos brutos obviamente que tiene que tener otra fuente de financiamiento porque no tiene donde sacar ese dinero”, advirtió.

“La provincia pierde porque eso también lo coparticipa a los municipios. Y a su vez en la provincia existe un concepto que va como adicional para los consorcios rurales y camineros. En el Chaco se perdería ingresos genuinos, que es un ingreso que se utiliza para gastos operativos. No habría dinero apra mandarle a los municipios ni tampoco para darle a los consorcios camineros”, añadió.

Aquino fue muy claro al considerar lo que ocurriría si se quita este impuesto. “Sacarle ingresos brutos a las provincias sería hacerle un daño financiero muy fuerte y condenarlas a una mayor dependencia a la Nación. Creo que hay que trabajar para llevarle otras propuestas a la Nación”, dijo.

Fuente: Chaco Día por Día

RSS

Copyright © IEFER, 2009. Todos los derechos reservados