Fundación de Investigación y Estudios Fiscales y Económicos Regionales

Domingo 21 de Abril de 2019

Tiempo Fiscal

DOSSIER ECONOMICO

actualidad chaco

Cartilla de salud Chaco Conaeti OIT campodelcielo El Vaticano

Anses

Poder Judicial Listas de Despacho afip profesional La Comisión Federal de Impuestos

IEFER Profesional

Por desplome de importaciones, Argentina logra el primer superávit mensual en la era Bolsonaro

Las compras al mayor socio comercial se desplomaron un 43%. Las exportaciones, en tanto, crecieron menos del 10%. El saldo favorable fue de u$s114 millones

Publicado Viernes 1 de Febrero en Economia

El triunfo del polémico Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales de Brasil había generado cierta inquietud en la Argentina, sobre todo por las primeras definiciones de su futuro ministro de Economía, Paulo Guedes, quien afirmó que "el Mercosur no será una prioridad en la nueva agenda" de su país.

Sin embargo, los expertos coincidieron en señalar que, en el corto plazo, los efectos deberían ser positivos, de la mano de una reactivación de la mayor economía de la región y de una mayor demanda de productos nacionales.

Y esto es lo que se está viendo plasmado en las estadísticas: en enero, el primer mes de la "era Bolsonaro", la Argentina acumuló por segundo mes consecutivo un saldo favorable en el intercambio comercial de bienes, algo que no sucedía desde 2014.

El saldo favorable en enero fue de u$s114 millones, marcando un fuerte contraste respecto al déficit de u$s478 millones registrado el mismo mes de 2018.

"Nuevamente, el mayor ajuste vino del lado de las importaciones, que retrocedieron 43% y acumulan cinco meses cayendo a un ritmo similar. Las exportaciones, por su parte, se expandieron un 9,5% y alcanzaron su octava alza consecutiva", indicaron desde Abeceb.

Desde la consultora refuerzan el argumento de que la mejora de la balanza comercial es más una consecuencia de la crisis interna al señalar que, de la mejora de u$s592 millones entre el rojo de enero de 2018 y del de este año "u$s523 millones vinieron por el menor nivel de importaciones y apenas u$s60 millones fueron consecuencia del mayor valor exportado".

Esto responde a que la economía argentina cayó un 6,6% el ultimo trimestre del año y, en cambio, el principal socio comercial se expandió en el orden del 1,8%, con la inversión fija creciendo en torno al 4%. Esto, sumado a un tipo de cambio real que promedió en enero un alza interanual de 17,8%, generó como consecuencia que "las importaciones encontraran un freno y la balanza se equilibrara", según Abeceb.

Por el lado de las ventas externas, desde la consultora señalaron que en 2018 las “puntas de lanza” fueron el sector automotriz, cuyas ventas al vecino crecieron 35% y las ventas de trigo, que se expandieron 27%. Ambos rubros aglutinan cerca del 40% de los envíos a Brasil y "guardan buenas perspectivas para 2019", acotaron.

Equilibrio comercial e impacto en PBI

Al analizar todas estas variables, y en un contexto en el que la economía doméstica seguirá fría, desde Abeceb proyectaron que la balanza comercial bilateral resultaría "marcadamente más favorable que los u$s4.000 millones de déficit de 2018, orbitando en torno al equilibrio en el total de 2019".

"Las importaciones irán moderando su caída para situarse en aproximadamente unos u$s12.000 en el total del año, con una baja del 20% respecto de 2018, y las exportaciones crecerían en torno al 10% en nuestro escenario base", señalaron.

Otro punto positivo es que, según los expertos, las reformas que está motorizando Brasil y la confianza que están mostrando los inversores hacia la nueva administración, impactarían en un mayor crecimiento de la economía brasileña.

Desde Center Group plantean que el año pasado la nación vecina culminó con un alza de 1,4% del PBI, mientras que para 2019 se prevé –en función de las medidas anunciadas por Bolsonaro- "un incremento de 2,5 puntos hacia arriba".

Esto traería beneficios a la economía doméstica. En el Gobierno de Macri se aferran a la fórmula "1 - 0,25", según la cual, por cada punto que se expande el PBI brasileño esto genera en la economía doméstica un incremento de un cuarto de punto, dada la interconexión que hay entre ambas economías.

Siguiendo con la lógica que prima en el Ministerio de Producción, la Argentina entonces tendría asegurada una expansión de su PBI de entre 0,6 y 0,75 puntos, sólo por "engancharse" a la locomotora que pasará a comandar Bolsonaro.

Este aporte al menos ayudará a amortiguar un poco la caída de la economía doméstica que se pronostica para 2019, que la CEPAL la cifra en 1,8%.

www.iprofesional.com

Fuente: www.iprofesional.com

RSS

Copyright © IEFER, 2009. Todos los derechos reservados