Fundación de Investigación y Estudios Fiscales y Económicos Regionales

Sábado 8 de Agosto de 2020

Tiempo Fiscal

DOSSIER ECONOMICO

actualidad chaco

Cartilla de salud Chaco Conaeti OIT sube El Vaticano

Anses

Poder Judicial Listas de Despacho afip profesional La Comisión Federal de Impuestos Universidad Nacional del Chaco Austral GAES cuadrado Corte Internacional de Justicia

IEFER Profesional

Gobierno brinda acompañamiento técnico a Productores Algodoneros para frenar al Picudo

La medida alcanza a pequeños y medianos productores. Además, se realiza un monitoreo permanente de los campos sembrados.

Publicado Miércoles 29 de Enero

El gobierno provincial intensificó el acompañamiento técnico y el monitoreo de campos sembrados en el marco de un fuerte plan de trabajo para frenar al picudo algodonero en las zonas productivas. El esquema de trabajo, llevado adelante por el Ministerio de Producción, Industria y Empleo, apunta a minimizar el impacto de la principal plaga que ataca al algodón y que en los últimos días se complicó aún más por las intensas lluvias que afectaron a gran parte del territorio chaqueño.

A partir del monitoreo permanente de los campos sembrados, el gobierno realiza un seguimiento de la situación especialmente en los casos de los pequeños y medianos productores. La cartera industrial-productiva, en tanto, dispuso el fortalecimiento y la vigorización de un plan de acompañamiento técnico en aquellas zonas de mayor grado de afectación.

Las precipitaciones registradas en lo que va de enero favorecieron el desplazamiento del picudo ya que las condiciones climáticas adversas impiden el normal ingreso a los establecimientos para la aplicación de los insecticidas. Además, el alto nivel de humedad de los últimos años ayudó a la permanencia del picudo en los campos, condicionando al productor a tener que hacer un mayor número de aplicaciones para controlarlo.

A ello se suma la pérdida de 70 mil hectáreas de algodón ocasionada por las inundaciones que afectaron a la provincia durante 2019, impidiendo además que en muchos campos se lleve adelante el proceso de destrucción de rastrojos. Como consecuencia de esas dos situaciones macro, tampoco se pudo concretar el vacío sanitario de 90 días, disposición fundamental e indispensable para cortar el ciclo de la plaga.

En paralelo, las copiosas lluvias que vienen registrándose en enero configuran actualmente un obstáculo para el ingreso de maquinaria a distintos campos sembrados por lo que no pueden completarse las aplicaciones que frenan al picudo.

Tomando en cuenta la situación actual, Producción mantiene en estado de alerta a todos los delegados de las distintas localidades con la finalidad de ampliar el alcance del acompañamiento técnico, sumado al monitoreo constante y la disponibilidad de recursos y herramientas.

Relevamientos en las zonas afectadas

Durante las tareas de relevamiento efectuadas por técnicos del ministerio en zonas productoras de algodón, se determinó que es importante el número de capturas de picudos en trampas que fueron colocadas antes de la siembra. En las colonias Juan José Paso, Las Golondrinas y El Caburé; y en Mesón de Fierro -en la zona oeste del Departamento Mayor Luis Fontana- los productores instalaron trampas con feromonas en agosto pasado con lo que obtuvieron capturas de hasta 170 picudos por dispositivo, por semana.

En la zona también se hicieron los tratamientos correspondientes de borde con rotación de principios activos con lo que se logró bajar la población de la plaga. No obstante, la falta de piso ocasionada por las recurrentes lluvias de los últimos días, no permite el ingreso a muchos campos para realizar las aplicaciones terrestres.

En el Departamento Fray Justo Santa María de Oro también se detectó la presencia de la plaga en prácticamente todos los lotes y se realizaron entre ocho y nueve aplicaciones de insecticidas. En lo que va del ciclo del cultivo del algodón en esa zona, los registros obtenidos indican que llovieron unos 900 milímetros.

En base a los relevamientos efectuados por los técnicos, los lotes más afectados son aquellos que se sembraron a mediados de noviembre, ya que recién están comenzando con sus cargas quedando más expuestos al ataque del picudo.

Aquellos lotes que fueron sembrados más temprano, durante octubre, presentan un mayor desarrollo de las bochas y la incidencia de la plaga es menor. En el caso del Departamento General Güemes también se registraron capturas de picudo durante el inicio de campaña, pero con los tratamientos aplicados se logró el control de los niveles poblacionales.

RSS

Copyright © IEFER, 2009. Todos los derechos reservados