Fundación de Investigación y Estudios Fiscales y Económicos Regionales

Martes 21 de Noviembre de 2017

Tiempo Fiscal

DOSSIER ECONOMICO

actualidad chaco

INDEC Conaeti OIT El Vaticano

Anses

Poder Judicial Listas de Despacho afip profesional La Comisión Federal de Impuestos Biblioteca Nacional Universidad Nacional del Chaco Austral GAES cuadrado Corte Internacional de Justicia

Biblioteca Virtual

Claves para entender los nuevos ajustes al régimen de blanqueo de capitales

La AFIP cambió condiciones para invertir en inmuebles y títulos públicos. También sumó obligaciones.

Publicado el 11 de Agosto de 2009 en Finanzas públicas, impositivos y aduaneros

días del vencimiento, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) redefinió las pautas del blanqueo de capitales al sumar una nueva obligación a cumplir: las empresas y particulares que regularicen fondos que se encuentran en el país deberán depositar en menos de un mes el monto exteriorizado y aún no invertido.

De manera complementaria, el Gobierno modificó las condiciones para invertir en inmuebles y títulos públicos. El paquete de cambios adelantados por iProfesional.com, se dieron a conocer a través de la resolución general 2650 emitida por la AFIP.

De esta manera, se pone fin a una maniobra denominada en el ambiente tributario como “blanqueo a futuro”. Reconocidos tributaristas que prefirieron reserva de identidad oportunamente adelantaron a este medio las particularidades de la maniobra: Al no ser obligatorio depositar en un banco los fondos exteriorizados cuando el dinero se encuentre en el país y se destine a inversiones en la economía real, “los contribuyentes podían blanquear a futuro”.

"Esto es así, ya que como no tenían que mostrar el dinero ante la AFIP el futuro inversor podía regularizar una suma que comprende lo ahorrado hasta el momento y el flujo estimado de fondos en negro que generará – en los próximos años", explicaron los especialistas. "Por lo tanto, el contribuyente no sólo regularizaba su situación respecto al capital que tiene debajo del colchón, sino que también blanqueaba sus ingresos a futuro", concluyeron los expertos.

Ajustes de último momento Por lo tanto, la nueva normativa, ajusta el régimen vigente de la siguiente manera:

  • Los bienes y fondos que pueden blanquearse deben haber sido generados con anterioridad al 31 de diciembre de 2007. También se puede ingresar al régimen dejando los bienes y fondos en el exterior. Para ello el contribuyente debe identificarlos mediante declaración jurada.
  • El dinero que ingrese del exterior deberá serdepositado en una cuenta especial en pesos en un banco en Argentina. Si se trata de moneda extranjera, se convertirá a pesos "al tipo de cambio comprador informado por el Banco de la Nación Argentina, vigente al cierre de las operaciones del día hábil anterior a la fecha de la presentación del formulario de declaración jurada 1205".
  • Si los capitales quedan en el exterior se paga un impuesto del 8%. Si se ingresan al país pagan el 1% si se destinan a la compra o construcción de inmuebles, nuevos o usados, inversiones agroganaderas, industriales, turismo o de servicios en el país. Las inversiones deben quedar en cabeza de su titular durantedos años.

Si los fondos se invierten en la compra de títulos públicos la alícuota es del 3%. De no tener un destino específico las empresas y particulares deberán ingresar un tributo único del 6 por ciento.

  • Los contribuyentes que adhieren denominado "Acuerdo Fiscal" tienen hasta el 31 de agosto de 2010 para destinar losfondosblanqueados a las inversiones específicas. De no cumplir con la inversión, cae el blanqueo y se deben ingresartodos los impuestos omitidos, como IVA y Ganancias.
  • Los contribuyentes podrán optar por otros seis títulos públicos que ya circulan en el mercado argentino. Los bonos en dólares son el Bonar VII (vence en 2013), el Boden 2015 y el Bonar X (2017). Por otra parte los títulos en pesos -emitidos a tasa variable BADLAR- son el Bonar 2013, el Bonar 2014 y el Bonar 2016.
  • Las empresas y particulares que regularicen fondos que se encuentran en el país deberán depositar en menos de un mes el monto exteriorizado y aún no invertido.

Blanqueo laboral Por otra parte, tal como anticipara este medio, el Gobierno nacional prorrogó por 180 días corridos el plazo de regularización de trabajadores. La extensión responde a la necesidad de "prorrogar el plazo vigente a fin de posibilitar un mayor acceso a los beneficios, con el consecuente aumento de la regularización de trabajadores". De esta manera, el fisco nacional consigue un doble objetivo: satisfacer los reclamos del empresariado y reforzar la recaudación en concepto de regularización del trabajo informal. En efecto, la medida era muy esperada desde las compañías ya que les permite esquivar el trabajo contrarreloj y poder “sanear” la situación tributaria de manera más ordenada. Por lo tanto, a través de esta decisión, el Ejecutivo utiliza –como adelantó este medio- la potestad de ampliar hasta por seis meses la vigencia de cualquiera de los regímenes que componen el denominado “Acuerdo Fiscal”.

Copyright © IEFER, 2009. Todos los derechos reservados